Cara y Cruz

El matrimonio misionero de Jaén, Mª Luisa y Alfredo, ha retornado desde Kinshasa a su misión al norte de la República Democrática del Congo después de su reciente paternidad y el lento e interminable papeleo para lograr inscribir el nacimiento de la pequeña Candela y arreglar el salvoconducto que les permita viajar con ella. Con alegría comparten con nosotros sus primeras impresiones:

“Ya estamos en casa!!! La vuelta ha sido muy bonita, pero con algunas dificultades, porque estamos en la época seca, se había acabado el agua del depósito y la bomba del pozo estaba rota… tras 10 días de búsqueda y de probar bombas prestadas, los de Neisu nos dejaron una ¡¡¡y desde hace tres días tenemos agua!!! también hemos tenido problemas con la luz, el coche… pero la verdad es que en nuestro medio son cosas normales y por desgracia casi cotidianas. Estamos muy contentos de estar en casita y con nuestra gente. Todavía nos estamos adaptando pero estamos muy felices pues Candela está reaccionando muy bien. Los estudiantes se alegran de vernos y ya estamos de lleno en el trabajo. El fin de semana retomaremos las actividades culturales, y la semana que viene vamos a empezar a arreglar la biblioteca…

Alfredo, por el momento, no va a coger más obras (le acaban de proponer una de unos cooperantes, una cosa que no tiene ni pies ni cabeza y que ni surge de las necesidades de la zona, ni tiene mucho futuro…). Yo me ocupo de la acogida de los estudiantes, el despacho y de la niña, y él de las tareas domésticas (¡a lavar gasas se ha dicho!), de las instituciones y a veces, como buen padre, de la niña…
Estamos muy, muy, muy contentos.

Supongo que os llegó el correo con la noticia del asalto, el pasado día 15 de Enero, al convoy donde viajaba la religiosa , sor Jeanne Yegmanepor. Según informó Monseñor Richard Domba :”los asaltantes han surgido repentinamente de la selva, y han abierto fuego contra los vehículos que pasaban, matando a la hermana Yegmane. Después de parar los coches y saquear a los pasajeros antes de huir, han prendido fuego a los vehículos”. Se sospecha del LRA (Ejercito de resistencia del Señor). La hermana Yegmane era muy conocida y querida, una mujer entregada en cuerpo y alma a sus enfermos. Enfermera y la única oftalmóloga en una zona tan grande como España. Tras este asesinato en Isiro se han decretado, en protesta por esta situación de inseguridad; que el gobierno niega y esconde, tres días de “ville morte” (no se trabaja, no se circula, no se sale ni se entra de la ciudad) . Incluso se oía que en Dungu iban a impedir aterrizar a los aviones de la MONUC…
Anoche llegaron bastantes militares. El clima es un poco tenso porque hay detractores y partidarios… todo el mundo está a la expectativa… a nosotros nos han recomendado no salir de la parcela… vamos a ver cómo evoluciona el asunto…

Quería compartirlo con vosotros porque parece que esta situación no va a tener ninguna repercusión, ni siquiera en Kinshasa se sabía… Pero sobre todo destacar la vida y el ejemplo de esa gran misionera que murió como vivió entregada, desde su eterna sonrisa, a los enfermos y necesitados.

Os queremos”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Con AMOR. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s