Una vida con los jóvenes

El Padre José Mendoza Negrillo nació en Begijar, es de esa generación de valientes jesuitas que hace más de cuarenta años aceptaron ir destinados de por vida a Latinoamérica, más concretamente a Ecuador. En aquellos tiempos el viaje era en barco y se tardaba más de dos meses en llegar.
Su primer destino fue el Colegio San Gabriel en Quito y pronto comenzó a manifestar su pasión por el trabajo con los jóvenes. Fueron ellos, sus jóvenes, los que le hablaron de Manabí y desde entonces, hace cerca de 40 años, se interesó por esta tierra, a la que más tarde ha convertido en la suya propia y a la que ha servido desde sus roles de profesor y rector del tradicional colegio Cristo Rey, así como desde su sacerdocio atendiendo la Iglesia La Merced.

En Portoviejo ha permanecido casi toda su vida y en Portoviejo también, recibe la abundante cosecha de su pródiga siembra. Por su oficina en el Colegio Cristo Rey desfilan a diario jóvenes de todas las edades: abuelos con sus nietos, padres con sus hijas, profesionales, trabajadores, amas de casa, etc. Todos ellos tienen algo en común. En algún momento de sus vidas fueron ciudadanos de la “Ciudad de Lona”, o lo que es igual, parte del Centro Excursionista Capdevielle (CEC) agrupación que el Padre Mendoza ha liderado desde hace 38 años, y que es sin duda alguna su obra más trascendente.

A la realización de estos campamentos, el Padre José Mendoza se entrega por entero. Ha sido su patrocinador, montador, cargador, educador, fotógrafo, cocinero, enfermero,… de profesión “todólogo”. Y es en la realización de estos campamentos, ya sea en las campiñas o en las amplias playas manabitas, donde con sus pláticas, conversaciones personales, seminarios, y homilías ha logrado el arte de vivir la juventud de los jóvenes. Ha conseguido de manera extraordinaria entenderlos, compartir con ellos sus miedos, sus inquietudes y ayudarlos sobre todo a que sean ellos, a que por si mismos luchen por convertir en realidad sus anhelos y sus sueños. Sus “muchachos” poco a poco se han ido convirtiendo en los protagonistas de un cambio en esta sociedad injusta en la que vivimos y lo van haciendo sin ruidos, sin gritos, pero con mucha convicción y persistencia. Ellos saben que sí se puede hacer camino al andar, que es más importante el ser que el tener, que se puede ser más para servir mejor y que con franca camaradería se puede coexistir sin distinción de clases sociales o de razas.
Es el Padre José Mendoza un hábil alfarero que moldea a los jóvenes con su ejemplo, con sus enseñanzas, con su inmenso amor. A diario ayuda a reparar cacharros resquebrajados, une sus piezas rotas, y logra que se conviertan en seres útiles a la sociedad.

Por los jóvenes y para los jóvenes cada domingo publica en el “Diario Manabita”, periódico provincial, su ya famosa columna “Para ti Joven” y sus chicos de todas las edades y clases sociales se afanan por leerla, por recibir otro consejo, otra reflexión que les siga ayudando a crecer, a ser mejores personas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Con AMOR, Nuestra Misión. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una vida con los jóvenes

  1. Johnny Mera Cantos dijo:

    HOLA ME LLAMO johnny MERA cantos, fui cecista muchos años y pase todas las etapas, iniciado, roja, amarilla, azul de guia y termine siendo asesor. MI experiencia muchas fue algo maravilloso que todavia llevo en el corazon. Hoy con varios años mas llegan a mi mente esos recuerdos lindos de aquellos campamentos colegiales, de grupos , nacionales y de los retiros espirituales que jamas olvidare. Amigo incondicional como mi Padre Jose Mendoza, quien me enseño y me hizo llorar varias veces y con su enseñanzas guio mi vida. desde aca nunca lo olvide y no lo olvidare jamas…Amigos como Raul Hidalgo, Luquitas,Pepito, Lennin, Wilder,Anita Velez Kethy Delgado,Pato, y muchos mas, que todavia los llevo en mi mente…Aveces solo en mi habitacion recuerdo y lloro, porque esa experiencias y enseñanzas no se olvidan y mas cuando estas juntos a persona de gran corazon…Espero asistir algun dia a un campamento y volver a sonreir y decir a viva voz…”SER MAS PARA SERVIR MEJOR”…Adios a todos y al Padre Mendoza lo llevo en mi corazon por siempre y que Dios lo siga iluminando…Los quiere Johnny Mera Cantos.

  2. Pigui dijo:

    Que alegria encontrarme con estas muestras de cariño para el Padre Mendoza. Definitivamente, su vida siempre será un gran ejemplo para los que venimos detrás. Grande Mendoza, grande su obra, definitivamente un buen alfarero. Que Diosito le siga bendiciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s