LATIENDO CON EL SUR

Hace más de cuatro años un grupo de personas de Jaén, sensibles a nuestra misión, decidió unirse y apoyar nuestra tarea en las cárceles de Manabí y con los niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo y abandono del Hogar de Belén. Así nació “Latiendo con el Sur”, una asociación con un tronco trenzado por cientos de corazones solidarios, que da ritmo a su latido desde la misión y sus realidades y que se une al sentir de miles de millones de personas en el mundo.
Hace ahora casi un año, después de estar más de nueve en misiones, tuvimos que regresar temporalmente como familia a nuestro querido Jaén, pues los problemillas de salud limitaban nuestras capacidades para poder seguir el fuerte ritmo de la misión.
Junto a los amigos y amigas de Latiendo con el Sur hemos seguido cerca de las personas que tomaron nuestro relevo en Ecuador, llevando de la mano las tareas en Casa Hogar de Belén y apoyando a los niños y niñas que llegan necesitando un hogar provisional, una estabilidad emocional y afectiva.
En este momento, viendo que el estado ecuatoriano a través de su Instituto para la niñez y la familia comienza a apoyar el caminar del Hogar de Belén, queremos acercarnos también a otros misioneros de Jaén que trabajan en el “Sur”. Eso sí, sin dejar de apoyar y estar atentos a las necesidades de nuestro Hogar.
Es por ello que intentaremos ser brotes de esperanza en la tarea de Mª Luisa, Alfredo y la pequeña Candela, sus proyectos de promoción humana, encaminado el primero a conseguir un tipo de vivienda de tapial duradera y asequible para la realidad del pueblo Bantú en la República Democrática del Congo y el segundo a proporcionar un lugar desde donde poder tener acceso a la educación a los jóvenes que viven en las zonas rurales aisladas.
Así mismo queremos latir con fuerza junto a Alberto Eisman, que en Uganda lucha por llevar la formación e información a miles de personas desde su coordinación de Radio Waa, una radio que permitió mantener viva la esperanza de cientos de niños y niñas secuestrados en la guerra de los Grandes Lagos, que lucha por la igualdad de la mujer, por la promoción de la salud, … una labor poco entendible con nuestros ojos del bienestar, pero esencial en una realidad donde muy pocos tienen acceso a la luz eléctrica (pues no la podrían pagar) y donde su ventana al mundo pasa por la radio.
También nos planteamos crecer cerca de Andrés García y su servicio social y espiritual al pueblo pigmeo, su presencia itinerante y nómada al ritmo de los campamentos, de las épocas de siembra, de la temporada de lluvias,… acompañar a los chicos y chicas pigmeos que intentan estudiar chocando con la cruda realidad de que una economía de subsistencia no puede pagar la educación.
Sin perder del horizonte los amaneceres de Haití y la labor de Mª Luisa Picón en la construcción de pozos de agua potable o los atardeceres de Camboya y los niños y niñas de sus cárceles paseando de la mano de Paqui Picón.
Queremos latir con el sur, sentir en el corazón y en nuestras almas las brisas que lleguen desde Ecuador, R.D. del Congo, Uganda, Haití y Camboya. Y que ese latir sea siempre parte de Nuestra Misión.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Con AMOR, Nuestra Misión. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LATIENDO CON EL SUR

  1. Luis dijo:

    Seguro que desde Jaén vais a continuar con la Misión que, hace tantos años, empezásteis, y animando a otros. Ánimo que sois la sal.

  2. JOSE-MARIA dijo:

    Muy alentador. Felicidades a todo el grupo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s